Un año de madre

0
Shares
165
Views

Pasó un año y llegó mayo, el mes de las madres , y continuamos cargando un peso insoportable en los hombros.  Por nada lo soltamos, porque lo sentimos un deber, una gran misión por cumplir. Le digo entre bromas (pero bien en serio) a colegas y amistades que “en mayo me des-mayo”.  Pienso que todas cruzamos los dedos, rogando que en verano no pase nada de nada, en este mundo que vivimos. Quisiéramos una pausa aunque sea por tres días. ¿Será mucho pedir? Necesitamos dormir. Recuperar, recargar, reconectar, realinear.

Esta generación de madres de la pandemia, tiene todos mis respetos y espero que el de todos en la casa, el trabajo y en la calle también.

"Es hasta doloroso decirlo, pero lo más difícil este año ha sido ser madre."

Michelle

Es común escuchar: “¡Nunca lavé tantos platos!”, “¿De dónde sale tanta ropa sucia?”, “Se me acumula el trabajo.”, “Me levanto a las 5 para que me de tiempo.”,  pero después

continuán frases como: “No quiero fallar.”,  “¡Ya no puedo más!”, “¡Qué gran impotencia!”, “Lloro todos los días.”

Advertisements

"Ha sido duro aguantar y esconder emociones (de miedo, incertidumbre y tristeza) para no afectar a mi hija."

Inés

El covid golpeó a unos más que a otros. Arrebató vidas,  salud y hasta el trabajo. Nos hizo sacar los puños con la mascarilla bien puesta para defender lo más valioso, nuestra vida y la de los nuestros…hijas, padres, abuelos, hermanas, amigos. ¿Y cómo entonces es que podemos seguir hacia adelante y hasta sonerír? Es que queridas, la fuerza sale de nuestras entrañas, del lugar que sirvió para crear y proteger la vida. La naturaleza a fin de cuentas, fue más sabia de lo que imaginamos. Nos validó esa gran capacidad de hacer 10 cosas a la vez, nos obligó a pedir ayuda y a exigir más, a delegar y a concientizar a nuestras familias. 

El año de la pandemia nos exigió y con ganas…pero por más de un año llevamos logrando lo imposible. Sin darnos cuenta, ha sido nuestro gran momento. Fuimos las protagonistas de esta película que no se acaba y nuestros hijos sentados en primera fila (y sin faltarles popcorn), nos ven de cerca batallando. Haciendo lo imposible por ellos.

"Mi mayor preocupación durante todo este tiempo ha sido procurar ver a mi hija animada, feliz y resistente."

Agnes
Advertisements

Siento que el pasado año nos ha vuelto más solidarias, unidas como un clan de guerreras y que hasta un saludo a lo Avatar o Hunger Games debemos tener para rendirnos respeto, y darnos aliento.  ¡Que ninguna se sienta sola! ¡Que ninguna se quede atrás! 

Y ¡Ay! de la que se atreva a decirle a otra mamá “Nena te ves matá”, porque así mismo te ves tú…con más arrugas, canas y ojeras, que un año atrás. Levantemos las copas o las tazas de café y brindemos, porque sobrevivimos un año de madre. ¡Muchas felicidades!

Advertisements

Advertisements

Welcome Back!

Login to your account below

Create New Account!

Fill the forms bellow to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.

Add New Playlist

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?